PUENTE GENIL

El Mirador de la Subbética

   
Los fabricantes del sector se ven obligados a asumir el pago de la ecotasa.   La sequía merma en algunas zonas la cosecha del membrillo.
   
Página Principal de Puente Genil  
  Jueves, 28 de octubre de 1999.

La presente campaña, próxima a finalizar, comercializará unos nueve millones de kilos de fruto que darán lugar a doce mil toneladas de carne de membrillo.

Las cinco factorías que elaboran dulce de membrillo en Puente Genil esperan transformar hasta doce mil toneladas de producto tras una campaña agrícola aceptada como abundante aunque mermada según zonas por la pertinaz sequía atravesada en el anterior año agrícola. La calidad del fruto se estima como normal con una cantidad que oscila en tomo a las nueve mil toneladas de fruto. Estas cinco fábricas están en condiciones de absorber toda la producción apta para la industria que se les oferte. La mayor parte del fruto procede del mismo Puente Genil y de la zona de Priego, aunque ya algunas industrias tienen al autoconsumo obteniendo la materia prima de sus propios membrillares. Ordenadas según el volumen de facturación funcionan en la localidad Membrillo El Quijote, Membrillo San Lorenzo, La Membrillera Industrial, La Góndola y San Pascual. La mayor de estas industrias es la primera, que absorbe la producción de unos 2.000 agricultores, según fuentes de la empresa.

La actividad de elaboración del dulce de membrillo emplea a unas 280 personas de modo directo en la localidad y se estima que se factura en total por encima de los 2.500 millones de pesetas. La campaña suele durar unas siete semanas desde mediados de septiembre y una sola fábrica puede molturar en un solo día hasta 200.000 kilos de fruta.

ECOTASA

Los industriales, después de un periodo de negociaciones, se han visto obligados a soportar el pago de la denominada ecotasa, que se destina al reciclado de embalajes (cartón, plástico y hojalata) por parte de la empresa Ecoembes. El impuesto, que de momento no se traduce en un aumento de precio para el consumidor, se acomoda a la legislación europea.

Nuevas variedades para la expansión

La mayor parte de la producción anual de membrillos se emplea en la transformación en dulce, aunque también se atiende a la demanda de consumo en fresco, sobre todo en países europeos donde se utiliza para ritos religiosos. Este fruto español sufre ahora la dura competencia que le ofrecen otros países mediterráneos como Turquía, donde los costes laborales son menores. Además, la industria membrillera sigue- presentando al mercado otras variedades de postre derivados de la fruta como son el dulce de manzana, fresa, kiwi o naranja. Continuamente busca nuevos mercados y exporta a numerosos países de la Comunidad Europea y de Sudamérica. últimamente esta especialidad del dulce de membrillo se exporta a Estados Unidos con una demanda creciente. Las industrias de menor volumen suelen tener clientes fijos que se han mantenido durante 50 ó 60 años como media y han manifestado a este periódico que mientras hay fabricantes que apuestan por la cantidad otros lo hacen por la calidad. Esta industria incorpora cada año nuevas tecnologías en la obtención de la pulpa de membrillo para la elaboración del dulce, aunque se prueba en producir nuevos derivados industriales que se adapten a las demandas del mercado. Asimismo, hay dos factorías que se dedican a la elaboración del cabello de ángel (La Membrillera Industrial y San Pascual) para la pastelería industrial. Este producto se obtiene de la pulpa de la cidra con un proceso similar al del membrillo, aunque se usen líneas industriales independientes dedicadas exclusivamente al cabello de ángel.

Fuente: