Patrocinador: gonvi.com, tu zapateria en internet
 

Boletín informativo Electrónico de la Subbética

 


Año . Semana: .


Última actualización el a las

 
 


Premio SuperWeb en español.

Página web destacada como SuperWeb en español

 


Un artículo conmovedor sobre nuestra "ñ"

Siguiendo con la línea de crítica sobre los cambios a los que estamos sometiendo al español, reproducimos un artículo que fue publicado por un diario digital argentino y que gentilmente nos ha enviado nuestro colaborador Francisco Arias.

El mundo redescubre la letra eñe: "El Niño" tiene sus efectos positivos

Diarios internacionales asumieron el valor de la letra olvidada por los PC.

Bienvenida, corriente de El Niño. Ha llegado justo a tiempo para aportar una ayuda invalorable al terreno cultural.

Sabemos que sus efectos turbulentos preocupan a distintos rincones geográficos del mundo, que temen las excesivas lluvias, el aumento de la humedad, huracanes en el Caribe y hasta cambios de humor de imprevisibles consecuencias.

Pero también hay que reconocer un efecto invalorable: más que cualquier otra cosa, la corriente del Niño ha venido a reivindicar la letra eñe en los idiomas que la desconocían olímpicamente hasta ahora.

A las pruebas nos remitimos: en un magnífico artículo del columnista Hal Dresner, publicado en The New York Times y en el International Herald Tribune, -escrito naturalmente en inglés- El Niño aparece correctamente escrito con eñe.

Excusas informáticas

He aquí que el diario más célebre del mundo, preocupado por mantener su estilo de designar a las cosas correctamente, toma debida nota de que El Niño se escribe y se pronuncia de manera muy distinta de lo que sería la expresión El Nino.

Quizá no todos los lectores norteamericanos, europeos o de cualquier otra nacionalidad -porque el diario Herald Tribune circula además por todo el planeta- sepan a ciencia cierta que la vieja corriente de El Niño, descubierta por los navegantes españoles de la conquista, fue bautizada con ese nombre en homenaje al Niño Dios. Pero sí han aprendido, luego de varios meses de innumerables artículos y explicaciones científicas sobre esta corriente del Pacífico, que El Niño se pronuncia con eñe.

Por lo tanto, debe escribirse con eñe. Así lo han asumido diarios y revistas norteamericanos, ingleses, franceses, italianos y hasta alemanes, según hemos recogido en una prolija recorrida de prensa en los últimos meses.

El poder de la naturaleza

Así como las cenizas de la erupción del volcán Hudson perjudicaron duramente a la Patagonia en 1991, años más tarde se comprobó que también habían servido de buen abono a las tierras.

Aquí ha pasado algo parecido. Los defensores de la eñe hemos recibido una ayuda inesperada que viene del mar, del viento y del Pacífico.

Y puesto que gracias al Niño la eñe ha sido descubierta por ingleses, norteamericanos o franceses, es bien posible que sea revalorizada por los propios usuarios naturales del idioma castellano, siempre tan propensos a adoptar giros y expresiones extranjeras y tan poco cuidadosos de hablar correctamente nuestra propia lengua materna.

Hasta puede suceder que los efectos de El Niño se hagan sentir en Internet y en los e-mail que nos llegan por doquier. En ese momento, bien podremos decir que la corriente de El Niño es verdaderamente una fuerza incontenible de la naturaleza.


La Redacción

 
     
     
 
  El Mirador de la Subbética es un periódico gratuito y sin ánimo de lucro que toma como fuentes informativas las ediciones de los periódicos: "Diario Córdoba", "El bermejino de Doña Mencía", "El Cancionero de Baena", "El Canuto de Rute", "Revista de Carcabuey", "El Egabrense de Cabra", "Revista El Paseo de Cabra", "La Fuentezuela de Almedinilla" y "Pantalla de Lucena". Además contamos con la colaboración de las siguientes personas e instituciones: Oficina de Turismo de Lucena, Servicio de Prensa del Ayto. de Priego de Córdoba, Mari Carmen Calmaestra y Francisco Quintana.
   
 
 
 



Dirección de contacto
:
Aptdo. Postal nº 128
14800 Priego de Córdoba
e-mail:
elmirador@gonvi.com

Publicidad: Telf. 957 54 08 89 ó escribir a elmirador@gonvi.com